Menu

RASTRO MUNICIPAL HACE CAMBIOS A FONDO PARA CUMPLIR CON LA LEY FEDERAL DE SANIDAD ANIMAL

  • Realiza acciones en siete rubros fundamentales para acatar las exigencias y alcanzar certificación TIF

 

El responsable del Rastro Municipal, Jorge Miguel Martínez Soto, detalló que para cumplir con la Ley Federal de Sanidad Animal y alcanzar la certificación Tipo Inspección Federal – TIF -, en las instalaciones de Peñasco, se trabaja arduamente en específico en siete exigencias de las autoridades en esta materia.

Detalló que después del documento que se ingresó a la Dirección de General de Inocuidad Agroalimentaria, Acuícola y Pesquera del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria – SENASICA-, se emitieron precisas observaciones que se deben seguir para finalmente ser certificados, por lo que se hacen los esfuerzos necesarios, para en breve lograr esta meta histórica.

Entre los puntos exigidos por las dependencias correspondientes y varias de las cuales, ya se aplican en el centro de matanza de Peñasco, bajo la supervisión y aplicación de la subdirección del Rastro Municipal, sobresalen:

Se trabaja en la resolución de las observaciones emitidas por el SENASICA conforme a las visitas realizadas con el único objetivo de contar con un expediente aprobado; en la aplicación de procesos de calidad al 100 %, para alcanzar un aseguramiento de calidad; y en la regulación de usuarios para la utilización del transporte cerrado.

También se debe tener una disposición de decomisos de acuerdo con la normatividad vigente, por lo que se tiene convenio con una empresa, aunque igualmente se exige el traslado del incinerador; en cuanto a las buenas prácticas, incluye la dotación de equipo de trabajo y uniformes al personal, además de la implementación de una disciplina laboral y de higiene personal.

Reconoció que ya toda la plantilla laboral del Rastro de Peñasco, ya se practicó análisis de salud, y con la representación sindical y por supuesto del Gobierno de esta Capital, se estudian los horarios para evitar cruces de productos y de labores de las áreas en estas instalaciones por parte del personal para que no haya contaminación en la producción cárnica, lo que implica también cambio de horario en sacrificio.

En cuanto a la compra de equipo e incluso unidades, Martínez Soto, precisó que se esperan los recursos para la adquisición o reparación de 200 gambreles – ganchos para colgar los cerdos -; de equipos de computación para imprimir los certificados de salida de los productos, así como la adquisición de un camión refrigerado, con lo que se cumpliría con las exigencias del SENASICA, en cuanto a trazabilidad de productos y el transporte sanitario de la carne.

Total Page Visits: 903 - Today Page Visits: 2

Facebook

Facebook Pagelike Widget

Twitter

Contador de Visitas

8011220