Ecología Municipal inició remediación en tiraderos clandestinos de El Terremoto

  • Se procederá legalmente contra quienes depositen desechos en lugares no autorizados, advirtió el director del área, Maximino Jasso

En respuesta a denuncias recibidas por el alcalde Enrique Galindo, personal de la Dirección de Gestión Ecológica y Manejo de Residuos intervino en dos enormes tiraderos clandestinos en la Colonia El Terremoto, en lo que constituye el inicio de la remediación y clausura de alrededor de 17 depósitos de basura no autorizados que se han detectado en diversas zonas de la capital.

Vecinos de la zona agradecieron la intervención de las autoridades municipales, por lo que el director de Ecología Municipal, Maximino Jasso Padrón, afirmó que el objetivo del Ayuntamiento es generar un ambiente sano, por lo que se erradicarán este tipo de prácticas que afectan la salud y el bienestar de la población.

La intervención en esos tiraderos clandestinos se realizó con el apoyo de las áreas de Seguridad Pública y Protección Civil municipal, así como en presencia de la Comisión Estatal para la Prevención de Riesgos Sanitarios y de la Secretaría de Ecología estatal.

Por lo que respecta a estos dos focos de infección, Maximino Jasso Padrón señaló que se generaron debido a que muchos recolectores de basura, conocidos como “carretoneros”, acuden a descargar ahí los desechos para no llegar al tiradero controlado de Milpillas.

Jasso Padrón afirmó que con estas acciones se pretende no sólo recoger los desechos, sino evitar que se sigan utilizando estos espacios de manera irregular, para lo cual se establecerán mecanismos de vigilancia y seguimiento, tanto por parte de las autoridades como de los vecinos afectados.

Habitantes de la zona de El Terremoto denunciaron que el problema no es solamente el depósito sin control de todo tipo de residuos, algunos incluso provenientes de empresas y hospitales, sino que los encargados de uno de ellos queman la basura por las noches, lo que provoca  enormes nubes contaminantes que ingresan a las casas de la zona.

Jasso Padrón explicó que ya se han hecho investigaciones al respecto y se sabe que uno de estos dos tiraderos está en un terreno particular y que se cobra a los carretoneros entre 50 y 100 pesos por carga, lo que es violatorio a la legislación ambiental, por lo que se considera proceder legalmente.

Los habitantes de El Terremoto agradecieron la rápida respuesta del alcalde y afirmaron que estarán muy vigilantes para evitar que se vuelvan a generar estos focos de infección.

Recommended Posts