Menu

RESPETO ABSOLUTO A DISPOSICIONES DE LA SCT EN MATERIA DE VIALIDAD

 

-En lo que va de la actual administración, la DGSPM no ha colocado ni autorizado la colocación de topes

Se calcula que en la ciudad hay hasta 8 mil topes, la mayoría de ellos colocados décadas atrás y sin la autorización correspondiente; mientras que la presente administración respeta la normatividad vigente que impide la colocación de este tipo de reductores viales, declaró el responsable del área de Ingeniería Vial de la Dirección General de Seguridad Pública Municipal (DGSPM), Carlos García García.

Detalló que en la normatividad de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte este tipo de dispositivos no están permitidos en la mancha urbana y a pesar de que son constantes las peticiones de la ciudadanía para colocarlos en distintas calles y avenidas, “como autoridad debemos respetar las disposiciones y por lo tanto no hemos instalado en esta administración ese tipo de equipamiento vial”.

Es frecuente que sea la misma población la que decida colocar algunos topes, como ha sucedido desde pasados trienios, “puesto que tienen la creencia que de esa manera se evitarán accidentes viales, cuando no necesariamente es así, porque hay conductores que no los respetan, pero también hay personas que se atraviesan sin ninguna precaución y al final, se puede propiciar algún incidente”.

También la misma población se encarga de reparar los reductores de velocidad dañados o desgastados por el uso, pero recordó que la SCT solamente permite la instalación de topes en cruces de vías de alta la velocidad, “pero reitero que están prohibidos en la mancha urbana debido a que se presentan con frecuencia choques por alcance, o que el conductor pierde el control porque no pasó con precaución las boyas o también debido a que el peatón se confió porque pensó que el conductor se iba a detener”.

Añadió que otra petición que les ha llegado al área de Ingeniería Vial, sobre todo de padres de familia, así como directivos de planteles educativos, es cerrar la vialidad principalmente a la salida del estudiantado, sin embargo, García García también mencionó que se violaría la Constitución, ya que no se puede impedir el libre tránsito.

Más que cerrar calles o instalar topes, se necesita que tanto los conductores como la población en general “respetemos la normatividad vigente, además de tomar en serio las medidas de precaución tanto de quien va al volante como de quienes son peatones para evitar accidentes en la vía pública”.